Reuniones en la cumbre

Cine y música, música y cine. Sin más.

Tom Odell “Long way down”

Vamos a intentar adelantarnos en el tiempo, antes de que se estropee. Y es que la irrupción en la escena indie de este jovenzuelo de Sussex, ha sonado con tanto estruendo en el Reino Unido que huele a una especie de hype o algo tan bueno que se va a corromper en breve. Ya se sabe, multinacionales con cantos de sirena y un largo etcétera de promesas que acaben con su buen hacer. Algo que hemos visto tantas y tantas veces después de un primer gran disco que esperemos este no sea el caso.

Porque lo de Tom Odell, a sus veintidós años es para asombrarse. Ha parido un disco que nace de su devoción por Elton John, de ahí esos teclados tan presentes a lo largo del disco. Y lo ha hecho con una naturalidad y un resultado mas que digno.

tom-odell-long-way-downMarcando desde el comienzo de este “Long Way Down” un camino de cielo abierto, brillante y buen rollista, alternando dinámicas mas que bien ejecutadas en cada una de sus canciones. Y es que “Grow with me” es una buen ejemplo de ello. Abre la lata y de que forma. A partir de ahí llega lo bueno. “Hold me” es un tema casi para hacer temblar un estadio. “Another love” sonará (si no ha sonado ya) en todos los sitios habidos y por haber. Se puede hasta llegar a odiar como un claro hit que es, pero solo con una escucha juzguen ustedes… Pero hay mas, mucho mas. “I know” y “Till I Lost” muestran su lado mas juvenil y con un parecido mas que razonable a Keane o Travis, deja el pabellón mas que alto. Luego se nos viene un poco abajo con baladas a piano enternecedoras como “Sense” o “Long way down”. Pero de repente vuelve a llamar a tu puerta con canciones como “Sirens” o la atronadora “Can´t pretend”, que francamente, se lleva la palma del disco. Que canción, señores. Bajo estas lineas se les deja una pequeña muestra…

Lo dicho, un muchacho con cara de no haber roto un plato, simpático y agradecido en lo poco que le hemos visto ante las cámaras (apariciones en el show de Jools Holland y Festival de Glastonbury incluidas…) pero que si no se nos desvía tiene todo para marcarse una carrera de genio y figura.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 02/07/2013 por en Música.
Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: