Reuniones en la cumbre

Cine y música, música y cine. Sin más.

Arcade Fire “Reflektor”

Se estremece el mundo de la música cada vez que los canadienses sacan nuevo disco y con este “Reflektor” aún han ido más allá. ¿Un cambio de rumbo en su música como ya lo hicieran varios de los llamados grandes de la música o una simple estrategia de marketing muy bien parida? Escuchen este doble cd, porque a través de sus nuevas trece canciones obtendrán la respuesta. O tal vez no.

Porque no todo tiene que tener un sentido. Son muchos los músicos que han variado su estilo sin una razón de peso. Aunque también es justo decir, que una gran mayoría de ellos se han equivocado o bien en un lenguaje mas coloquial, “ya han dejado de ser lo que eran”. En el caso de “Reflektor” todo debería tener una lectura mas profunda.

i.3.arcade-fire-reflektor-album-coverVaya por delante que el disco no es de los que entran a la primera escucha. Nada raro, “Neon Bible” (2007) tampoco lo fue y “The suburbs” (2010) no era tampoco fácil de digerir. Pero si, querido lector, ambos son buenos discos y contienen temazos, hits y hasta canciones ya generacionales (“Go cars go” o “The suburbs” son una buena muestra). Así que es de justicia decir que este “Reflektor” también los tiene. Y es que Win Butler, Regine Chassagne y los suyos suenan a los primeros Talking Heads o a la época berliniana de Bowie. Pero aún hay mas. Es que a lo mejor no suenan a eso y simplemente todo lo de ser The Reflektors y actuar bajo su nombre, vestirse con trajes estrafalarios o incluir (demasiadas) percusiones o ritmos hawaianos sea toda una treta del tipo hago-lo-que-quiero-como-quiero-y-cuando-quiero de los de Montreal. ¿Quien sabe? Lo que es cierto es que el single nos dejó a todos sin capacidad de reacción. “Reflektor” suena bailongo, estrafalario y tan intensamente indie que a uno le daba cierto miedo escuchar el disco. Pero ahora que ya la tenemos asumida, hasta se a ganado el respeto. El disco sigue, mas o menos, por esa senda como en “Here comes the night time” o “You already know” donde le ponen tanto empeño a la nueva causa que se acaban gustando ellos mismos mas de la cuenta. Eso si, aquí viene donde no engañan a nadie. “Normal Person” y “Joan of Arc” suenan a ellos y uno disfruta de lo lindo. De lo mejor del disco, sin ninguna duda. El primer cd, podemos decir pues que es la novedad del sexteto canadiense. A continuación el segundo cd se muestra mas calmado y aunque tiene un espiritu parecido al primero (lo vemos en temas como “It´s never over” o “Porno”) tiene toda la esencia Arcade Fire. Para muestras dos botones: “Awful sound” o la suburbiana “Afterlife”). Para terminar abrazan a la épica dejando claro a lo que venían: a sorprender y a gustar con la grandilocuente “Supersymmetry”.

“Reflektor” (producido por James Murphy de LCD Soundsystem) es un buen disco, con buenas canciones, grandes canciones y momentos de bajón que suenan diferente. Un nuevo giro de la banda que como muchos ya han acertado a decir (¿?) ya hicieron en su día Radiohead con “In rainbows” (2007) o los propios U2 con “Achtung Baby” (1991). Algunos creen que estos cambios son para bien y otros para mal. Y hasta aquí puedo leer. Ahora juzguen ustedes.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 04/11/2013 por en Música.
Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: