Reuniones en la cumbre

Cine y música, música y cine. Sin más.

La gran estafa americana

jeennn

Me resistiré y no le dedicaré tres párrafos de insultos mal camuflados al ser repugnante que tuve al lado en el cine, y que aparte de decir idioteces varias durante la peli, provocó un pestazo vomitivo zampándose toda una p*** bandeja de nachos, y un cubo de esos casi con fregona incluida lleno a rebosar de palomitas.
Así que me centro en la peli.
Para empezar, eso de La gran estafa americana, esa “traducción libre” de American Hustle, no creo que obedezca al tono y las pretensiones de la nueva peli de David O. Russell. Sí, hay estafas en ella, y sí, la historia está basada en el americano y setentero caso Abscam, pero el predisponerte a cierta grandilocuencia de tono no venía mucho a cuento aquí.
Para seguir, es raro el contexto de percepción en que las últimas pelis de O. Russell son colocadas. Les llueven las nominaciónes y los premios, lo cual, creo, ha hecho que, nuevamente el (¿tibio?) recibimiento –yo creo que bastante condicionado– de cierta parte de la crítica (aunque hay muchos buenos comentarios), provoque que quienes aún no han visto la peli vayan algo perdidos en cuanto a lo que esperar, y acaben resolviendo que la película está sobrevalorada. Todo esto acciona quizá el resorte de un potencial fallo en el proceso de recepción del material, lo cual hace que se tienda a calificar de modo injustamente peyorativo una obra que en realidad en sí misma me parece perfectamente medida, que entrega no un material que se queda corto en cuanto a lo que quería contar (como los mecanismos antes mencionados pueden dar a entender), sino una propuesta notablemente arriesgada (como de hecho lo es la carrera de O. Russell), y en mi opinión brillantemente resuelta.
En resumen, una película no puede concebirse en previsión a lo que nadie espere en cuanto a traducciones tendenciosas de su título en cada país, o en cuanto a expectativas según los premios que le lleguen o absurdas comparaciones que se puedan hacer con otros estrenos cercanos. Es imposible. Un director solo puede presentar lo mejor posible –y según su estilo– el material que maneja.
American Hustle, en sí, funciona, brilla, es coherente con su tono y está llena de talento, al margen de lo que haya operado a su alrededor.
La trama es algo intrincada, y no fácil de entender en todos sus pormenores en un primer visionado, pero en absoluto eso te impide disfrutarla. El trabajo actoral es sencillamente memorable, el quinteto Bale, Adams, Cooper, Lawrence, Reener desborda carisma y entrega, hay duelos interpretativos que echan chispas. Y está ese tono que me encanta de Russell, ese tono de comedia absurda, de desvergonzada estética, de lúcidos diálogos, planos cortos y elegantes movimientos de cámara. Queda patente (para mí, al menos), que todo está donde debe estar, y que el oficio en este caso sí da pie a la magia cinética que todo director debería perseguir. La película vibra y te puede dejar fácilmente con ganas de volver a ella para encajar algunas piezas. Cooper y Lawrence están otra vez como peces en el agua con O. Russell, y Bale trasciende ese aspecto de putero que tiene en la peli para dibujar un personaje de lo más jugoso.
Se ha comentado que quizá le sobre algo de metraje a todo el cóctel; solo puedo decir que no fue mi caso, no sentí que sobrara nada, y sí que O. Russell está en línea ascendente en cuanto a The Fighter y Silver Linings Playbook.
Gane 8 o 0 oscars, esta es una de las películas de esta hornada que seguro servidor volverá a catar, y seguramente disfrutar más que la primera vez (y sin nachos ni fregonas), cosa que no puedo decir de otras que gozan seguramente de más unanimidad…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 03/02/2014 por en Cine.
Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: