Reuniones en la cumbre

Cine y música, música y cine. Sin más.

Snowpiercer

snow

Esta película se mea en el 90 por ciento de la cartelera operante. Y el 10 por ciento restante seguramente sea Miyazaki y nadie más (olvídate de 8 apellidos sobrevalorados…; yo es que la nacionalidad de la peli me la trae al pairo…). Esto es algo indignante si tenemos en cuenta la ridícula distribución que tiene, aun contando con actores de renombre y ruido y hostias de sobras. Quizá en el análisis de su poca distribución es donde esté la clave para saber por qué esta cinta parece diseñada para fascinar a algunos y puede que solo desconcertar a la mayoría (pero ya nunca se sabe, porque la mayoría no la pueden ver…). No es ningún secreto a estas alturas determinar que la industria del cine (o al menos quienes ponen la pasta) tiene la férrea convicción de que el grueso numérico relevante del publico cinematográfico es demasiado tontito como para fiarse de él.
Bon Joon-ho sigue en su línea de marcar diferencias y colocarse en la élite de los directores de verdad que aún campan por el mundo y pueden enseñar mínimamente su obra.
Esta vez coge como material de base el cómic Le Transperceneige (desconocido por mí), de Jean-Marc Rochette y Jacques Loeb, y se marca una historia post-apocalíptica para volver a sacar todo su armamento pesado.
Tal y como ya hiciera anteriormente (The Host, Memories of Murder), Joon-ho no se corta a la hora de poner en pie una peli con tal variedad de tonos, delirios y comida para el pensamiento, que uno se pregunta cómo es capaz siempre de dar coherencia a algo que en manos de otro sería un pastiche y una estupidez. La comedia absurda y la estética de cómic se dan la mano con la reflexión y el drama, y todo sin fisuras que merezca la pena mencionar (si es que las hay). Y quizá aquí es donde la película no es fiable para distribuirla como dios manda. El koreano apaga el interruptor del realismo y tiene la osadía de hacer CINE. Esto no quiere decir que no se pueda apostar por el realismo; tan solo quiere decir que, sencillamente, si uno quiere, no es necesario. Se pueden tratar temas de gran importancia aunque la siguiente escena sea un tiroteo imposible o una batalla campal a hachazo limpio dentro del vagón de un tren bautizado como El Arca Metálica.
Recomendación del que escribe, al ciento por ciento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 11/05/2014 por en Cine.
Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: