Reuniones en la cumbre

Cine y música, música y cine. Sin más.

Godzilla

god

Gareth Edwards venía de hacer Monsters, para la que tuvo algo así como cincuenta dólares, eso y un pc apañado para la posproducción y los efectos especiales. El resultado fue algo más que interesante, una película sugerente y especial que denotaba que había un Director en ciernes. De modo que a alguien se le ocurrió darle dinero de verdad, y que ya que se codeaba con bichos nucleares y ruinas, que hiciera Godzilla, una nueva, a ver qué tal. Después de la cosa que hizo Roland Emmerich allá en los 90, ha sido como cuando Batman pasó de los guantes de purpurina de Joel Schumacher a las manos confiadas y cerebrales de Nolan.
Edwards se ha fiado más del material de base del mito, y nos ha presentado al monstruo tamaño rascacielos por excelencia no como un bichardo “maléfico” y estúpido que se quería ir de fiesta por Times Square, sino casi como un misterio místico de la naturaleza. El ser que viene a devolver el Equilibrio. Para saber más hay que ver la peli, que bien vale la entrada.
Sin entrar en spoilers, algo interesante de Edwards es su modo de saber cocinar algo que en nuestra mente cinéfila ya lleva mucho tiempo recalentado y agrio. Lo más complicado aquí en mi opinión era devolver frescura a un material que –más o menos adulterado– forma parte del imaginario fantástico de todos. El modo en que el director sabe enseñar en el momento preciso aquello que esperamos ver de tal manera que vuelva a resultar algo emocionante y salvaje, es el mayor mérito de esta Godzilla (2014). Cada vez es más complicado poner en pie una película realmente espectacular y epatar al público a estas alturas, pero es aquí precisamente donde la cinta –y en no pocos momentos– te sorprende y sabe hacer que te olvides de que te estás meando en tu butaca.
Puede que te interese poco la trama humana de todo el asunto, Elizabeth Olsen anda por ahí mirando hacia arriba como ahora sus hermanas deben mirarla a ella, y Aaron Johnson va de un lado a otro intentando hacer malabares con demasiadas pelotas. Pero el guión incide solo lo necesario en lo extra-monstruoso, y nada chirría tanto como para que uno pueda ponerse muy farruco a la salida del cine.

Anuncios

Un comentario el “Godzilla

  1. Srta. S
    18/05/2014

    Qué grande se está poniendo esta revista.
    Felicitaciones, chicos, y gracias 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17/05/2014 por en Cine.
Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: