Reuniones en la cumbre

Cine y música, música y cine. Sin más.

Seguridad no garantizada

safety

safff Esta peli se ha estrenado recientemente (creo) en algún lugar. Quien quiera periodismo serio no está en el mejor sitio. De todas formas no creo que haya tenido una distribución muy masiva, y desde luego si no vives en alguna metrópoli tipo Gotham o Barcelona vas a tener que coger el coche o tirar de Internet.
La verdad es que me ha encantado. Aun partiendo de una premisa bizarra –tres periodistas quieren hacer un reportaje sobre un tipo que pone un anuncio en el periódico buscando un compañero para hacer viajes en el tiempo–, Colin Treborrow decide tirar por la vía reflexiva en lugar de por el cinismo o la comedia negra fácil. Un treintañero junto a dos chicos (Aubrey Plaza is in da house) que trabajan para una revista, se echan a la carretera y se disponen a investigar quién hay detrás de ese anuncio extraño. A partir de aquí se inician dos historias paralelas en las que los viajes en el tiempo no son algo tanto físico como sentimental, y mejor no añadir más sobre esto. En manos de otro esto podría haber sido un peñazo, pero Safety Not Guaranteed, desde sus limitados medios, tiene corazón y vísceras, y Plaza una gran oportunidad por fin con un papel de peso en una película con cerebro. Es importante recalcar lo acertado del casting; cierto es que una de las dos tramas (la de Jake Johnson) queda quizá un pelín demasiado en el aire; pero la que implica a Plaza y Mark Duplass logra escenas de ternura con contrastes y sutilezas en las que lo fácil sería que todo se te fuese de las manos y al garete. Duplass, en el papel del tipo que ha puesto el anuncio y asegura poder viajar en el tiempo, tiene el temple exacto para lograr el equilibrio entre comedia absurda y solidez sentimental, y Plaza, con ese aire de parecer la versión oscura de Elizabeth Olsen, le da la réplica siendo no solo «la chica» de la peli, sino también representando el salto del descreimiento a… Y es mejor que no siga por ahí.
Safety Not Guaranteed arranca tranquila y confiada, sin necesidad de darte sopapo alguno en su primer tercio, para luego ir convirtiéndose en algo no solo original y bienintencionado, sino también eficaz, emocional y poco habitual; el poso característico de lo que llaman cine de culto, si es que tal adjetivo tiene algún sentido.

(Bonus track: Treborrow va a ser el encargado de la nueva secuela de Jurassic Park, cuya sinopsis está haciendo explotar cabezas. Acudan a Google los interesados…)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 21/05/2014 por en Cine.
Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: