Reuniones en la cumbre

Cine y música, música y cine. Sin más.

El sueño de Ellis

el_sueño_de_ellisEscribo debilitado y con un bajón considerable por la nueva peli de James Gray, que sigue en sus trece de provocarte la llorera, o al menos dejarte desarmado para un buen rato. La cosa es que se le da bien, y después de Two Lovers mantenerse a la altura no era sencillo. Volvemos a tener a Joaquin Phoenix marcándose lo que podríamos llamar ya a estas alturas un Joaquin Phoenix, lo cual es hacer un “escenón” detrás de otro, como si actuar fuera cosa fácil o algo superficial. La película, sin embargo, gira en torno a una muchacha polaca (interpretada por ese ser etéreo que es Marion Cotillard), una inmigrante que llega a Estados Unidos en los años 20, la cual empieza a hacer ciertas amistades, y el resto ya es terreno Spoiler…
Gray sigue con esa oscuridad estética tan suya, con su narración lineal y, eso sí, dibujando otra vez carácteres que no admiten un análisis sencillo. Más bien todo lo contrario. Aquí no vamos a encontrar el encanto de los años 20, aunque el contexto histórico a ratos sea el mismo que el de otras películas más de género o superfluas. De hecho la historia podría ser perfectamente contemporánea, y las direcciones que toman los personajes son factibles también hoy día. A veces todo depende del sorteo, de dónde te toque nacer y en qué circunstancias. Lo de ser bueno o malo, moral o amoral, ético o deshonesto, se puede diluir y mezclar de forma imprevisible (o inevitable). La supervivencia o el amor o etc., no siempre te han de llevar hacia bonitos prados y pajas mentales. Las buenas cualidades, o las cualidades humanas, pueden venir acompañadas de un montón de problemas que a menudo no se asocian con ellas. Esto puede sonar obvio, pero uno puede no pensar demasiado en ello hasta que lo vive, o al menos lo ve representado sin efectismos ni moralinas de sinopsis barata.
Es una de las grandes cualidades de Gray, suele optar más por enseñar que por juzgar. De tal forma que estamos ante una obra que no tiene demasiado perfil de multisalas, y en la que por cierto no salen robots gigantes reventando ciudades. El título original: The Inmigrant, ya daba más o menos pistas, pero por supuesto debía ser demasiado violento para las neuronas españolas, y ha sido cambiado por el más bonico (y desconcertante) El sueño de Ellis, como si de una película de fantasía juvenil se tratara (que por cierto qué pesaditos estamos últimamente con eso…).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 29/06/2014 por en Cine.
Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: