Reuniones en la cumbre

Cine y música, música y cine. Sin más.

Weezer “Everything will be alright in the end”

Cuando se cumplen 20 años desde la edición del “Blue Album” nos llega a las manos este noveno disco de estudio de los angelinos que parece, esta vez si, viene cubrir el gran hueco que existe en su discografía desde sus primeros discos.

Porque es de recibo decir que Rivers Cuomo y los suyos viven de rentas. Parir discos como “Blue Album” (1994), “Pinkerton” (1996), “Green Album” (2001) y si acaso “Maladroit” (2002), recibir las mejores criticas a ambos lados del Atlántico y convertirte en emblema de un estilo de rock quizás hace que uno se pueda permitir sestear. Sus últimos intentos no han sido mas que meros discos de relleno con un par de temas para recordar por disco y es por eso que este “Everything will be alright in the end” nos deja un sabor dulce tras la primera escucha y posiblemente marca un camino a seguir para la banda.

weezer3-608x611Casualidad o no, este disco llega bajo la producción de Ric Ocasek, que ya había ejercido como tal en sus primeros trabajos y desde el primer tema Weezer vuelve a sonar como Weezer. Y es que “Ain´t got nobody” recupera toda esa fuerza en sus guitarras y esa melancolía en sus letras que tanto nos hizo disfrutar en sus comienzos. “Back to the shag” nos habla sobre el volver a ser lo que eran y colgarse la strato con la correa del rayo, cosa que consiguen por muchos momentos en los cuarenta y dos minutos que dura el disco. Luego nos encontramos con temas que poco aportan al repertorio como “Eulogy for a a Rock Band” o la desconcertante “Cleopatra”. Pero nos quedamos con lo bueno y que ese power pop que tanto nos agrada y nos hace botar en cualquier lado del mundo. Temas hay de sobras como “Lonely girl”, tema que pasa por tu reproductor cual torbellino, o “Go away” con la colaboración de la cantante de Beast Coast. Mención aparte en temas  mas oscuros y de nivel como “Foolish Father” demostrando que también se lo pueden tomar muy en serio y no todo es buenrollismo a tope. Y por otra parte uno no sabe que pensar de la digna “I´ve had it up to here” donde la participación de Justin Hawkins de The Darkness deja su huella, quizás mas de lo debido.

En definitiva un disco que vuelve a señalar la luz al final del túnel y que deja bastantes buenos temas para añadir a sus tremendos repertorios en directo, que eso si, esperemos poder disfrutar en Europa algo mas frecuentemente que lo que se les ha podido ver en los últimos años. Ya esta bien de tanto crucero, a rockanrollear señores!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 24/10/2014 por en Redacción.
Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: