Reuniones en la cumbre

Cine y música, música y cine. Sin más.

Cincuenta sombras de Grey

Todo lo que necesitas para el Carnaval de Venecia

Todo lo que necesitas para el Carnaval de Venecia

Algunas observaciones sobre la peli.

-La película es Dakota Johnson. En el sentido de que es de lo poco disfrutable de verdad, y el auténtico acierto de cásting.

-Después de ver a Tom Hardy en Warrior, encontrarme a Jamie Dornan haciendo del gran señor Grey no me sabe a mucho (y yo soy una chica bastante fácil).

-La dirección es tan académica y neutra (es casi en plan: con un seis y un cuatro…) que uno tendría que saber hasta qué punto es malo el libro para poder valorar sus méritos.

-Grey es rico y guapo (aunque más por dieta y gimnasio que por genética), pero es bastante aburrido, ni siquiera parece una persona de verdad (y seguramente esa es la intención).

-Yo también quiero que un día una chica dura me dé un paseo en un helicóptero que lleve su nombre (ains…).

-El tipo tiene un cuarto lleno de trastos con el que igual puede jugar con Dakota que reparar su helicóptero o escalar el Everest si quisiera. (A James Spader en Secretary le bastaba con un rotulador rojo…)

-Algunos diálogos son como oír chirriar tiza en una pizarra, aunque no tantos como cabría esperar.

-Pasa más de media hora hasta el primer contacto (convencional). Se ven más tetas y culos de los que esperaba, aunque siempre en un juego de luces y sombras, para que parezca que el sexo sin juguetes es como encajar lentamente un tornillo en una tuerca, pero “en bonito”.

-Hay una cosa que me descarta como sumiso para el señor Grey: Hay que aprenderse un contrato de tres putas páginas llenas de directrices. Una cosa es obedecer, pero ¿volver al cole?, nanay…

-Qué manía con atar a Dakota, si de lo que dan ganas es de presentarla a tus padres un domingo… Y el cenutrio del Azotitos (así le voy a llamar) no quiere ni dormir con ella.

-Por cierto, como todos sabemos que la muerte llega a los treinta, Azotitos no solo es rico y poseedor de un helicóptero, una colección de coches y un equipo de herramientas que ni los mecánicos de Ferrari que usa para follar, además solo tiene 27 años. (26 empieza a sonar demasiado joven, y 28 demasiado cerca de los treinta; del 29 ni hablamos. Lo has vuelto a hacer, E. L. James…)

-En cierto momento se ve el vello púbico de Azotitos y la base del pene, pero no descarto que haya habido un doble de vello púbico y base del pene.

-Dakota se entrega hasta puntos que la película no merece.

-Y ¡boom!, Azotitos también tiene avioneta…

-Crisis en plan “no sé si quiero que me pegues” y tal.

-Etcétera.

-No es ni el rollo Disney que decían ni… no es el rollo Disney que decían, al menos, pero arquetípica como desayunar cereales. Se hace bastante larga, algo aburrida, inofensiva… y supongo que encantará a los/las fans.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 15/02/2015 por en Redacción.
Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: