Reuniones en la cumbre

Cine y música, música y cine. Sin más.

Arrival

“Un ensayo fílmico que por lo mismo se asoma a los terrenos de la ciencia y la metafísica, que a lo emocional-sentimental en lo más profundo de la naturaleza humana. (…) En otras palabras, todo lo que ‘Interstellar’ de Christopher Nolan buscaba provocar… y se quedaba corto.”

Arturo Aguilar (Cine Premiere, Fimaffinity)

landscape-1470769672-the-arrival

Denis Villeneuve sigue teniendo la capacidad no solo de convencer, sino de aunar los elementos necesarios para gozar de una buena distribución con aquellos que hacen que el cine sea mucho más que una mera herramienta para el entretenimiento.
Lo que suele pasar con estos directores que se salen un poco de la norma, y que aun así logran convencer y epatar tanto a crítica como a público (sean más o menos de alcance masivo), es que tarde o temprano llega una oleada de comentarios “a la contra”, de los que disfrutan desbancándolos y desmitificando su talento (esto no quiere decir que todos los autores de esos comentarios sean así de cínicos, pero estoy seguro de que los hay, y de que esa actitud es contagiosa…). Esto ha pasado con muchos realizadores a lo largo de la Historia (aunque luego la propia Historia ha “dado” o “quitado” razones). El último ejemplo obvio de esto es Christopher Nolan, que a pesar de hacer un gran esfuerzo por que sus pelis sean no solo comerciales, sino también originales y arriesgadas, hace ya tiempo que viene siendo “crucificado” por algunos, sobre todo a partir del momento en que el realizador comenzó a hacer ruido de verdad con su versión de Batman.
Es posible que Villeneuve aún sea intocable debido a que aún no ha ejecutado un proyecto de Marca o de verdad conocido, sino que, película a película, está conformando una filmografía envidiable, pero aún lo suficientemente enterrada en la cartelera.
Supongo que el momento clave en todo esto, llegará con la secuela de ‘Blade Runner’, para la que seguro muchos ya están afilando sus pijas navajillas.
Servidor, que ya hace años que no goza de ese proceso de defenestramiento (si una peli no me gusta o me irrita, simplemente me suelo olvidar de ella), sólo disfruta de que aún surjan cineastas artísticamente ambiciosos, que operan al margen del ruido (¿alguien ha visto a Nolan fuera de sí discutiendo con un crítico…?), ese ruido que se acaba disipando, y que a menudo suele resultar ridículo echando la vista atrás. Esos directores que además de buscar cierta grandeza, también desean ser consumidos. Pero no hay nada como el presente para hacer un radiografía del fanatismo y la subjetividad. Pelis multipremiadas que luego nadie recuerda ni revisa, pelis defenestradas que luego todos recuperan…

Pero ‘Arrival’ aún no va a ser víctima de esa dinámica. Es muy probable que funcione tan bien ahora como dentro de veinte años. Y quizá dentro de veinte años funcione incluso mucho mejor, o hasta la crítica la utilice para lanzar dardos a las pelis que se hagan entonces, puede que del propio Villeneuve…
Ahondar mucho en su engranaje no es recomendable ahora, y no es bueno tampoco definir su espíritu, es mejor que la gente lo descubra yendo al cine.
Bastará decir que la peli es densa, en el mejor sentido, no te suelta, es comprometida con su discurso, crítica con el aborregamiento humano y su miedo (y ningún colectivo se libra), y que Amy Adams la convierte en algo vivo y hermoso, duro y poético. La cámara se acerca a menudo a su rotro, a sus ojos, y su reacción a lo que tiene delante es el auténtico motor de la cinta. Muchas veces las pelis no están a la altura de sus intérpretes, pero en este caso, y para mayor gloria de nuestro disfrute, tanto guión como planificiación como dirección, son tan BUENOS al menos como Amy Adams. Y no me cabe la menor duda de que Adams es muy muy muy buena, una de las mejores de su generación, y seguramente también del resto.
No os la perdáis.

Anuncios

2 comentarios el “Arrival

  1. Pingback: Mejores películas del año 2016 | Reuniones en la cumbre

  2. d:D´
    23/02/2017

    Dicho de otro modo:
    Un pestiño de película; casi, casi, infumable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 19/11/2016 por en Redacción.
Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: