Reuniones en la cumbre

Cine y música, música y cine. Sin más.

St. Vincent “Masseduction”

Vuelve Annie Clark a dejar claro que tiene un sitio en el Olimpo de la música de la última década con un disco lleno de detalles y  una oscuridad marca de la casa. Pero sobretodo hay canciones y buen pop.

A lo largo de estas trece canciones St. Vincent ha ido deshilando un disco que pretende gustar (campañas de marketing a parte) y dar ese pequeño salto que le falta a la norteamericana para ser un artista de masas. Sin olvidar ni un ápice de lo que le hace grande, esa manera de mezclar la electrónica con su guitarra y envolverlo todo con sus críticas a la sociedad, este sexto disco viene cargado de regalos. Porque aunque resulten fácil a la primera escucha temas como “Masseduction” o “Savior” se acercan mas a Prince o Bowie que a su querido Sufjan Stevens. Posiblemente a este último le homenajea en esas canciones mas lentas en las cuales te mira a los ojos y te señala con el dedo haciéndote participe de ese descaro y esa forma que tiene Clark de desnudarse ante las canciones como en “Hang on Me” o en “Slow Disco”. Aunque es obvio que donde mas se la adora es cuando se acelera y nos ofrece temazos de la talla de “Los Ageless”. St. Vincent demuestra porque gusta tanto con temas igual de bailables que disfrutables en silencio. Es probablemente este su disco mas comprometido con lo social, tanto con la estética como con los prejuicios sexuales donde los ataca sin estupor.  Lo mismo ocurre con la gran “Sugarboy” donde se viene arriba con un tema donde la música es lo mas importante, gustándose a mas no poder. Este es el St. Vincent que enamora. Aunque sus registros para gustarte no acaban ahí. Es capaz de sentarse al piano y marcarse temas lentos tan grandes como “Happy Birthday, Johnny” (rememorando a ese personaje ya descrito en su anterior disco) o la sublime “New York” donde le canta a sus ídolos perdidos, en posible clara referencia a Bowie, Prince o hasta al mismísimo Leonard Cohen. Es precisamente ese aspecto camaleonico el que está tomando Annie Clark en los últimos años que la lleva a dirigir sus primeros cortos (uno de ellos está siendo el que abre sus conciertos en la gira) y la esté convirtiendo a pasos agigantados en un referente del pop de los últimos años.

Larga vida a St. Vincent y a su infinita clase.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 01/11/2017 por en Música.
Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: