Reuniones en la cumbre

Cine y música, música y cine. Sin más.

El consejero

descarga (1)

Al parecer había que esperar algo muy concreto de The Counsellor. El que la película sea de Ridley Scott y tenga un reparto de estrellas, tenía que suponer alguna clase de fuegos artificiales histriónicos con luces y colores predefinidos. Incluso sabiendo que Cormac McCarthy estaba en el guión… Todo eso parece al leer la cantidad de comentarios y críticas tibias que esta cinta ha recibido (aunque, oh, a Boyero le ha gustado…).
Teniendo en cuenta cuáles son los propósitos (complicados propósitos) de esta peli, no veo dónde están sus grandes defectos, y tampoco cómo hay quien no pueda apreciar sus más que notables valores.
McCarthy ha perfilado un guión reflexivo que no se apoya por completo en una trama, sino que usa una trama para dar pie a esos momentos tremendos de diálogo y verborrea casi existencial que tantos parecen haber pasado por alto. No estamos ante un producto Pulp del que esperar una historia dibujada en espiral o llena de algún sofisticado humor negro (aunque también lo haya), estamos ante un ensayo literario-fílmico de lo más sugestivo sobre cagarla de verdad en la vida, sobre decisiones que tu demonio del hombro izquierdo tomó por ti, quizá incluso en un acuerdo con tu ángel del derecho, mientras tú hacías como que la cosa no iba contigo.
El personaje de Fassbender está preavisado de la mierda que le espera desde el minuto 5 de película. También el espectador. Como tantas otras películas que valen la pena de verdad, en ésta la gracia tampoco está en saber cómo acabará; como tantas otras buenas películas, si alguien te pregunta de qué va pretendiendo hacerse una idea con una sinopsis genérica, sé educado por una vez con su potencial inteligencia y mándale a la mierda. Si ve la película y alguna vez ha ido al cine por algo más que pasar la tarde de domingo, no te culpará.
MacCarthy, como ya ha hecho en algunos de sus libros, adopta un género conocido y te habla sobre su punto de vista, y su punto de vista es el de uno de los mejores escritores vivos. Éste es su primer libreto, y seguro que no es perfecto, ni aun teniendo en cuenta el concepto que se estaba poniendo en pie. Con todo, la película no desfallece en ningún momento, es un lujo ver a Pitt, Bardem, Diaz y compañía soltando el veneno literario que les han puesto entre manos, y por más que uno tampoco sea un gran fan de Penelope, si alguien quiere ver de verdad una peli de Ridley Scott echada a perder por un actor del reparto, que no dude en ver El Reino de los Cielos con Orlando Bloom…

Entiendo que es una película caramelo para criticar, llena de estrellas y con un director mítico. Uno se puede burlar de las pintas de Bardem, o decir que la Cruz es una chupapollas que nunca resulta del todo creíble… Hasta, si uno va con la tarde lo suficientemente cruzada, puede concluir que la peli es un rollazo y que tanta estrella ya ves tú para qué… tanto hablar y hablar… Pero si no eres un imbécil marca España, ve a verla, y seguro que como mínimo te parecerá interesante, a ratos incluso genial. Recuerda que uno va al cine a disfrutar del cine, y no a que el cine “disfrute” de uno (no seas como los gilipollas que había en la fila de atrás el día que yo la vi…).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 03/12/2013 por en Cine.
Los caprichos de Julie Delpy

Un espacio sin críticos, sólo libros, películas y música conectados así nomás, como toda cosa.

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: